Para mí: “La música es mi alma y por lo tanto mi vida”, no imagino a una persona sin ella, sin tener un medio tan expresivo por el cual transmitir un sin fin de sensaciones y sentimientos, sin tener en la mente un fragmento de alguna canción que alguna vez nos hizo vibrar tanto como la cuerda de una guitarra. Es más, podrías describir toda tu vida en un álbum lleno de los grandes éxitos, o por lo menos ese momento tan especial que marco tu vida para siempre…

Considero que todos llevamos música por dentro, y que esta, siempre se encuentra marcando el ritmo. El corazón y la respiración son buenos ejemplos de ello. Todos hemos sentido alguna vez como alguno de ellos se desfasa, ya sea que acelere o disminuya y es ahí cuando un momento especial llega a nosotros y tal vez en ese momento se crea la sensación de gritar, de llorar, de alegrarse o deprimirse. Es por esta razón que existen millones de canciones y multitud de géneros, todas y cada uno de ellos creados para invadirnos de emociones y hacernos revivir esa sensación que alguna vez sentimos de un modo u otro, del pasado o del presente.

Y recuerda: “Todos tenemos en nuestras manos la consola de nuestra vida, solo basta con aprender a ecualizarla…”